La cocina de Karlsson

Top blogs de recetas

sábado, 24 de noviembre de 2018

KANELHJÄRTAN o galletas de canela



Siempre recuerdo de pequeña a mi madre pasándome las galletas crudas recién cortadas, y yo pasándolas por azúcar y canela. Creo que es de los primeros recuerdos que tengo de cocinar con mi mamá. Y eran mis galletas favoritas. Siempre utilizo este molde de galletas para hacer esta receta, porque es el que empleaba mi madre (y de estrella), y aunque la receta se llame CORAZONES DE CANELA, me puede más la tradición de mi casa. De la forma que sea, estas delicadas galletas de mantequilla cubiertas de canela y azúcar son deliciosas. La receta es para hacer unas 25 galletas.

Ingr.: 125 gr. de mantequilla, 3 dl. de harina, 3 cucharadas de azúcar, 1 cucharadita de azúcar de vainilla, 1 yema de huevo.
Para la "cobertura": 1 clara de huevo, azúcar y canela

Prep.: mezclar en un bol la mantequilla fría en trocitos, la harina, el azúcar y el azúcar de vainilla. Cuando esté mezclado, añadir la yema de huevo, y mezclar hasta formar una masa. Hacer una bola, cubrir con papel film y dejar una hora en la nevera.

Pasada la hora, sacamos la masa y en una superficie enharinada, la extendemos con ayuda de un rodillo, hasta que tenga un espesor de un par de milímetros. Cortamos con ayuda de un cortapastas, y pasamos una de las caras de las galletas por la clara de huevo (en un plato) y luego por una mezcla que habremos hecho con azúcar y canela (a gusto).




Las ponemos encima de papel para hornear en una bandeja, y las horneamos a 200º unos 6-7 minutos.


domingo, 30 de septiembre de 2018

TEKAKA o panecillos de avena


Hace unos meses estuve de vacaciones en Suecia, visitando a mi familia, y, de paso, me llevé conmigo algunas recetas que no tenía de mi tía Birgitta, como estos deliciosos tekaka o panecillos de avena, perfectos para desayunar, merendar, con mantequilla y queso, salami... increíbles.Y, como todos mis panes, ¡perfectos para congelar!

Ingr.: 1,5 dl de copos de avena, 5 dl de leche entera, 100 gr. de mantequilla, 0,5 dl de azúcar, media cucharadita de sal, 50 gr. de levadura fresca, 12 dl de harina normal, y algo más extra para amasar.

Prep.: Lo primero, haremos una "papilla", calentando los copos de avena con la mitad de la leche, o un poco más. Lo dejamos que hierva suavemente hasta que tengamos la papilla. Después, le añadimos a esta mezcla la mantequilla cortada en trocitos, y removemos hasta que se disuelva y esté bien mezclado. Luego añadimos el azúcar y la sal, y mezclamos.
En un bol, desmenuzamos la levadura (a mi me gusta siempre reservar algo del azúcar de la receta, una cucharadita, y mezclar con la levadura fresca, dando vueltas hasta que se disuelva en líquido). Añadimos, poco a poco, el resto de la leche tibia (unos 37º), y mezclamos bien. Luego, añadimos la papilla, mezclamos, y acto seguido la harina, y trabajamos bien la masa de pan.

Dejamos reposar bajo un trapo unos 40 minutos.
Pasados los 40 minutos, ya es hora de encender el horno a 250º.
Dividimos la masa en una superficie enharinada en 14/16 trozos. Y hacemos con ellos bolas, y las disponemos en papel de hornear, en una bandeja para el horno.

Con la palma de la mano, aplastamos las bolas, que queden de 1 cm de grosor, más o menos, y pinchamos la superficie con un tenedor.

Dejamos reposar otros 10 minutos bajo un paño.
Horneamos a 250º unos 7-8 minutos, o que esté dorado en ambas caras. ¡Listo!

martes, 28 de agosto de 2018

COOKIES




Vamos allá. La receta de las recetas. Nada que ver con las chocolate chunk cookies, que necesitan de corn syrup. Éstas se hacen con ingredientes normales, que encontramos en el súper de la esquina, sin complicaciones, y facílismas de hacer. A parte, he de decir que tiene múltiples variantes. La base de la clásica galleta cookie es ésta, a la que yo añado chocolate y avellanas, pero se puede hacer de muchas formas, nueces, cacahuetes, chocolate negro, blanco, con leche, mini nubes... e incluso una sola galleta grande, que requerirá más tiempo de hornear, pero que queda increíble para varios comensales con helado de vainilla. Aunque a mi, como más me gustan, es acompañadas con un vaso de leche fresca y ya está. Buen provecho!

Ingr.:  260 gr. de harina, 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (baking soda), 1/2 cucharadita de sal fina, 170 gr de mantequilla sin sal (fría en trocitos), 220 gr. de azúcar moreno, 100 gr. de azúcar blanco, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1 huevo, 1 yema de huevo, 300 gr. de pepitas de chocolate (si se quieren hacer como "rellenas" de chocolate, hay que añadir 100 gr. más de pepitas de chocolate), 100 gr. de avellanas tostadas picadas.

Prep.:  En un bol mezclamos con la batidora eléctrica la mantequilla cortada en pedacitos, el azúcar moreno y el azúcar blanco. una vez bien mezclado, añadimos el extracto de vainilla.
Añadimos el huevo y la yema y volvemos a mezclar bien.

Tamizamos a parte la harina con la sal y el bicarbonato y lo añadimos poco a poco a la masa.

Ahora ponemos el chocolate y las avellanas, y mezclamos con una cuchara de palo.



Dejamos la masa en la nevera al menos media hora.

Calentamos el horno.

Con la ayuda de una cuchara, vamos haciendo bolas de masa, redondas, sin aplastar, y las vamos colocando en la bandeja del horno. Tienen que ir bastante separadas unas de otras, ya que dentro del horno crecen y se pegan. Yo pongo 5 bolas por bandeja. Si las bolas son muy grandes, podemos aplastarlos UN POCO con la base de la mano. Pero sólo un poco. Hay que hacer las galletas en el momento de ponerlas en el horno, de 5 en 5, por ejemplo, y guardar la masa de nuevo en la nevera hasta la siguiente hornada. El truco para que las galletas queden perfectas y no secas es éste: masa fría de la nevera.

Horneamos a 170º unos 15 minutos.

Una vez pasados los 15 minutos, comprobamos que comienzan a dorarse mínimamente por los bordes. Es el momento de sacarlas del horno con mucho cuidado, y esperar unos minutos antes de sacarlas de la bandeja y ponerlas a enfriar en una rejilla.
Volvemos a sacar la masa de la nevera, y hacemos más. Así, hasta acabar con la masa.


jueves, 2 de marzo de 2017

FLUFFY PANCAKES





Hace mucho tiempo que tenía abandonado mi blog, y tras dar varias vueltas a diferentes recetas, he decidido comenzar de nuevo con una de las primeras recetas que hacía cuando era pequeña, los pankoka, en otra variante, las americanas pancakes. Esta receta ya la había publicado antes, pero buscaba una que pudiera realizar en una plancha, por si un día me animaba y las cocinaba en la plancha del rugby, para un Tercer Tiempo de los niños. Claro que podría emplear mantequilla derretida en la plancha, pero es más fácil sin, menos grasientas, y acompañadas de unas fresas, de jarabe de arce, o arándanos (se pueden poner en la masa, con mucho cuidado al remover antes de hacerlos), quedarían muy bien para los peques después de un partido.

Ingr.: 300 gramos de harina tamizada, 3 cucharadas de azúcar, 1 sobre y medio de levadura en polvo, una cucharadita de sal, 1/2 litro de leche, 2 huevos y dos cucharaditas de mantequilla fundida ya a temperatura ambiente.

Prep.:  En un bol mezclamos todos los ingredientes secos.
En otro bol, batimos los huevos, les añadimos la mantequilla, mezclamos bien y añadimos la leche. Lo batimos muy bien.
Añadimos la mezcla de los líquidos al bol de los ingredientes secos, y vamos mezclando todo bien, hasta que esté homogéneo y sin grumos. El truco para que no salgan grumos es tamizar siempre la harina lo primero.
En una plancha, o sartén antiadherente, cuando esté muy caliente, echamos una cucharada sopera de la mezcla, extendiéndola un poco con cuidado. Cuando comiencen a verse las burbujas, le damos la vuelta.

Salen unas 20 pancakes, dependiendo del tamaño que las hagamos.
Si queremos arándanos en la mezcla, cuando ya esté hecha, se añadirá una bandejita de arándanos frescos, removiendo con una cuchara de palo de arriba a abajo muy suavemente, para evitar romper la fruta, y procedemos igual a cocinarlos en una plancha o sartén antiadherente.

Listos para servir!



lunes, 30 de mayo de 2016

COCA DE ALBARICOQUES (COCA D´ALBERCOCS)




Hace años, mi suegra hizo esta misma coca, pero no recordó de dónde había sacado la receta, y yo he andado entre recetarios, libros y demás hasta dar con LA RECETA, en el blog de MIEL Y LIMÓN.
Es exactamente igual, buenísima, y la recomiendo al cien por cien. Los albaricoques se pueden sustituir por cerezas, o incluso por sobrassada. Espero que la hagáis, ya que es facilísima de hacer! Bon profit!!!!

Ingr.: 100 gr. de manteca de cerdo a temperatura ambiente, 200 gr. de patata (pesada hervida y pelada), 200 gr. de azúcar, 3 huevos, 50 ml. de leche, 20 gr. de levadura fresca, 500 gr. de harina de fuerza, confitura de albaricoques, 12 albaricoques (24 mitades), zumo de limón, azúcar, canela y azúcar glass para decorar.

Prep.: Cortamos los albaricoques por la mitad, retiramos el hueso y los ponemos en un plato, rociándolos con el zumo de limón para evitar que se oxiden. Espolvorear azúcar y canela, y reservar mientras hacemos la masa.

Con ayuda de un tenedor, aplastamos bien las patatas hervidas para hacer un puré.
Calentamos la leche a 37º (tibia), y disolvemos la levadura en ella, poco a poco. Reservar.
En un bol, añadimos la patata caliente, y la manteca y mezclamos bien con ayuda de una lengüeta o cuchara de madera. Añadimos el azúcar, removemos bien, y añadimos la leche con la levadura y mezclamos bien. Añadimos los huevos, uno a uno y mezclamos bien con la espátula.Añadimos la harina, y mezclamos bien con ayuda de la mano (dentro del bol), hasta formar una masa, bastante pegajosa. Cubrimos de papel film y dejamos reposar hasta que doble su tamaño (entre una hora y dos).
En una bandeja de horno, ponemos una hoja de papel vegetal y estiramos bien la masa con la ayuda de un rodillo, que ocupe toda la bandeja. Si está muy pegajosa, podemos empapar el rodillo y las manos con un poco de aceite de oliva suave, para evitar que se nos pegue.Dejamos reposar una hora más.
 Colocamos los albaricoques sobre la masa (4 de ancho y 6 de largo), poniendo una cucharadita de confitura de albaricoque debajo de cada mitad.
Espolvoreamos con abundante azúcar.

Horneamos 20 minutos. En cuanto coja color, la sacamos del horno para evitar que quede seca.
Cuando enfríe, espolvoreamos con azúcar glass, y listo!!! Bon profit!!!


lunes, 2 de mayo de 2016

BIZCOCHO SUPER ESPONJOSO DE CHOCOLATE


Hacía tiempo que tenía abandonado mi blog por diferentes motivos, y ahora que lo retomo, quisiera comenzar con una buenísima receta de bizcocho extra-super-esponjoso de chocolate, ideal para tomarlo solo, espolvoreado con azúcar glass, o como base para cuialquier tipo de pastel (fondant, buttercream...).
Esta receta la encontré por casualidad navegando por internet y he de admitir que no le presté mucha atención. Me la descargué ya que, dada su facilidad para elaborarla, la podía presentar en cualquier Tercer Tiempo de rugby de mis hijos, sin complicarme mucho la vida, ya que casi no tengo tiempo. Mi sorpresa fue mayúscula! Este bizcocho es espectacular, nada seco, con un profundo aroma y sabor a chocolate, y que al día siguiente está aún mejor. Dura varios días perfectamente perfecto, y no puedo encontrar nada en contra de esta receta, salvo el problema de encontrar el GOLDEN SYRUP, si acaso.  Personalmente, lo adquiero en un supermercado británico de la zona, pero el LJUS RIRAP de Ikea o de supermercados escandinavos es el mismo.
En fin, espero que hagáis esta receta, altamente recomendada, sobre todo por su facilidad, para los niños. Buen provecho!!!





BIZCOCHO DE CHOCOLATE ESPONJOSO


Ingr.:  340 gr. de harina con levadura incorporada; 5 cucharadas de cacao puro en polvo; 2 cucharaditas de bicarbonato; 230 gr. de azúcar; 340 gr. de melaza (Golden Syrup), 280 ml. de leche entera, 280 ml. de aceite de girasol y 4 huevos.

Prep.: Primero mezclaremos (y tamizaremos) los ingredientes secos en un bol (harina, cacao, bicarbonato y azúcar).
Seguidamente le añadimos la melaza, la leche y mezclamos bien con una batidora de varillas. Añadimos después los huevos y el aceite y lo mezclamos todo bien.
Ponemos la masa en un molde engrasado, y horneamos a horno precalentado unos 45 minutos a 170º, hasta que al pinchar con una aguja, ésta salga seca.




viernes, 1 de mayo de 2015

TARTA DE MANZANA SUECA


Tengo muchísimas recetas de tartas y pies de manzana, pero esta receta es la típica, templada con helado de vainilla y/nata o fría, simplemente deliciosa. Se puede hacer con masa de mazapán ya comprada, pero no queda igual de buena, así que publicaré la receta de la familia hecha con almendra en polvo, y con lo fácil que es, no hay excusas para no hacerla!!

Ingr.: 100 gr. de almendra molida; 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente; 150 gr. de azúcar; 50 gr. de harina tamizada;  2 huevos grandes; 1 cucharadita de levadura en polvo; 1 cucharada de canela ;  4-5 manzanas peladas y ralladas, y azúcar glass para decorar.

Prep.: Mezclamos la mantequilla con la mitad del azúcar, y cuando esté bien mezclado, añadimos los huevos, de uno en uno. Añadimos la almendra molida y mezclamos bien.
A parte, mezclamos la harina con la levadura, y tamizamos y mezclamos en la masa de huevos.
A parte, mezclamos el resto del azúcar con la canela.

En un molde redondo desmontable, ponemos en la base papel sulfurizado, y engrasamos bien todo con mantequilla.

Echamos al molde la mitad de la masa, esparciendo bien con una espátula. Vertemos encima las manzanas ralladas, y espolvoreamos encima con el azúcar y la canela.
Cubrimos con el resto de la masa, extendiéndola bien con cuidado (ya que se despega del azúcar), y horneamos a horno precalentado 180º unos 30-40 minutos, hasta que pinchemos con un palillo y salga seco.


Esperamos que se enfríe y lo dejamos en la nevera un par de horas. desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glass...y lista!